MAQUILLAJE NATURAL: PARA ESTAR GUAPAS, MENOS ES MÁS!

No he podido resistirme a hacer este homenaje a mis sobrinas Rocío e Irene al verlas en su Facebook tan guapas para la boda de una amiga… y es que no hay más que verlas, podrían estar en la foto de mi cabecera o de la de cualquier otro blog de belleza como ejemplo o, por qué no, siendo la imagen de cualquier firma de moda, maquillaje o cosmética…

Y viendo estas fotos me he dado cuenta de que es cierto el dicho de que a veces “menos es más”, y que no hace falta pintarse como una puerta para estar más guapa, sino que con estilo, salero, actitud y una bonita sonrisa, se consigue estar más guapa que tras horas de retoques mirándose al espejo.

Le pregunté a mi sobri Rocío que qué productos están utilizando, de cremas y maquillaje, para estar así de monas, y me dijo “Pues casi nada!!” y a la vista está: un poquito de rímel, brillo de labios, colorete y listo!

Recuerdo cómo cuando empezábamos a maquillarnos mis amigas y yo, años ha, nos poníamos en la cara todo lo que pillábamos: base, polvos, corrector, iluminador, lápiz de ojos, eyeliner, sombra, colorete, rímel… me dejo algo? salíamos con todo eso puesto pensando que íbamos monísimas, haciendo inventitos de mezclas de colores y trucos varios que se nos ocurrían… y luego salíamos en las fotos con exceso de color en la cara y el cuello blanco (el llamado efecto máscara), coloretes como muñecas peponas, sombras de ojos en plan peli de miedo y… vamos, un desastre! Pero la ilusión de nuestros primeros maquillajes hacía que nuestros ojos nos vieran como princesas, hasta que años después te das cuenta de la realidad sacando las fotos de antaño del baúl de los recuerdos…

Y gracias a Dios, hoy en día que hay mucha más información de todo al alcance de cualquiera, nuestra jóvenes son más frescas, naturales y lucen más bellas… para muestra, un botón… No hay más que ver cómo un collar o un bolso bonito y tener un poco de estilo y una actitud positiva sientan mejor que una cara llena de maquillaje…

Ya lo dijo Rubén Darío, “Juventud, divino tesoro”, sí, eso también hace mucho, pero cada vez más también me doy cuenta de que al ir cumpliendo años también hay que ir reduciendo proporcionalmente el maquillaje… porque el exceso del mismo avejenta, y un cutis maduro queda mucho mejor con un maquillaje ligero y sutil, que parezca que no llevas nada pero que estés increíblemente guapa…

El secreto? En el término medio está la virtud (esto lo dijo Aristóteles, hoy estamos de frases célebres) y no hay que pecar ni por exceso, ni por defecto, está claro con este ejemplo que no hace falta ir muy maquillada para estar guapísima, sólo 3 básicos y muy sutilmente… Una gran sonrisa y un corazón como el de Irene y Rocío hará el resto!