19 DE OCTUBRE: UN MUNDO ROSA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

Hoy es el Día Mundial contra el Cáncer de mama, la enfermedad más destructiva en la mujer, algo terrible e inexplicable que afecta en España cada año a 22.000 nuevas mujeres, algo que, gracias a Dios, nunca ha tocado a mi familia más directa, pero creo que no existe una persona en el mundo que no conozca a alguien que está sufriendo por esta enfermedad…

Y en este día, sólo se puede hacer un homenaje a la mujer, a las mujeres enfermas de cáncer de mama que luchan cada día, con la mejor de sus sonrisas, para ganar la batalla, y, por supuesto, a sus familiares, que apoyan, acompañan y ponen todo su esfuerzo en cambiar lágrimas por sonrisas.

Un homenaje también se merecen hoy aquellas personas que luchan cada día para frenar, para eliminar esta enfermedad: médicos, investigadores, estudiantes que en el futuro, seguro, darán con la solución para que el cáncer de mama no exista en enciclopedias ni, por supuesto, en la vida de nadie.

También tienen su mención las personas que, de manera totalmente anónima y desinteresada, ayudan de cientos de diferentes maneras, y las asociaciones, ONGs y demás instituciones que prestan su ayuda, apoyo, atención, formación y cuidados a las enfermas y sus familiares. Y, por supuesto, las casas cosméticas, que se visten de rosa en este mes de Octubre para concierciarnos a todos de lo que implica esta enfermedad y que nos presentan campañas de donación de beneficios para la investigación contra el cáncer de mama, o iniciativas como la que os presenté AQUÍ, de Essie, según la cual hoy todas debemos llevar las uñas pintadas de rosa, ¡espero que ninguna estéis fallando!

Os dejo la página web de la Asociación Española contra el Cáncer, pinchando en este link tenéis acceso directo a su portal contra el cáncer de mama, donde explican cuidados, información y, sobre todo, PREVENCIÓN, que es la palabra clave para que esta enfermedad no nos toque y, si lo hace, poder frenarla a tiempo.  También podéis llamar al teléfono gratuito Infocáncer: 900 100 036, donde atenderán vuestras dudas, peticiones, y prestarán apoyo.

Sólo me queda dedicarle este post a Juanita, la mujer de mi compañero Tomás, que nos dejó hace apenas un mes por esta enfermedad tras una lucha impresionante contra ella, y mandar mi cariño a todas aquellas mujeres y familiares que siguen en esa lucha y que, estoy segura, de que vencerán.