PREMIOS 20 BLOGS: RECOMPENSA A LA DEDICACIÓN VIRTUAL

20blogs

Hacer un blog parece fácil. Y realmente lo es, como lo es una operación de corazón para un cardiólogo, o para un mecánico encontrar la clave por la que el coche no funciona, o para un diseñador de moda crear el modelo que triunfará la próxima temporada, o para un chef dar una boda para 1000 personas. Todo es fácil cuando nuestras dificultades nos las marcamos nosotros mismos, y es que todos tenemos algo en común: todos hemos empezado desde cero. A estudiar, a escribir, a operar, a poner tuercas y cables, a dibujar o a cocinar. El secreto está en disfrutar con lo que se hace, en la ilusión de empezar tu proyecto, en sentir que te encanta lo que haces y en disfrutar con ello, hagas lo que hagas, a pesar de que el éxito que tengas sea más o menos reconocido y llegues más o menos lejos. Porque, al menos, para nuestras madres y abuelas todos seremos siempre los mejores y habremos llegado más lejos que nadie.

Hacer un blog significa crear, documentarse, redactar, corregir, fotografiar, retocar, publicar, compartir, DISFRUTAR. De belleza, moda, motor, social, lectura… todos igual. Una ventana abierta para que entre todo aquel que quiera, para que lea lo que le guste, para que salga cuando le plazca. Momentos compartidos y la unión de personas desconocidas con inquietudes similares o bien distintas; la unión de personas conocidas que te comentan tu post del día o aquello que escribiste hace semanas; la unión con una madre cuyos hijos viven lejos de casa y que los siente cada día cerca cuando lee sus posts. Y lo más importante aún, y por encima de todo esto, es hacerlo por vocación,por ilusión, sin ánimo de nada, sin ansia ni obsesión por las visitas y sin ánimo de lucro, o así al menos debería ser! Todo lo que llegue a partir de ahí, será más que bienvenido y lo esperaremos con los brazos abiertos.

Y así nacen los premios 20Blogs que organiza el periódico 20Minutos, ese que empecé a leer hace años cuando comencé a ir a la uni en el trayecto del metro. Nacen con el espíritu de premiar la dedicación de las personas que estamos en el mundo de la blogosfera. Porque un blog es, ante todo, dedicación y cariño.

Hoy comienza el plazo de votaciones para acceder a estos premios, hasta el próximo 28 de enero. Y no os voy a pedir vuestro voto para mi blog así porque sí, porque no es justo y no me parece objetivo. Sólo quiero pediros que si mi blog os gusta, si os gusta lo que hago, cómo escribo, si alguna vez os he despertado una sonrisa u os he recordado un momento especial, si alguna vez se os ha escapado una lagrimilla de las buenas o una carcajada, si habéis descubierto nuevas cosas o palabras (como mis faraonismos!!), si vuestros novios o maridos os han dicho lo guapas que estábais tras llevar a cabo alguno de mis consejos, o si vuestras novias (o la vecina que os gusta) os han dicho lo bien que olíais tras comprar un perfume que leísteis en mis páginas, si mi trabajo y dedicación en este blog significa algo para vosotros, me haría mucha ilusión que lo plasmárais dándome vuestro voto, porque si hago esto es únicamente por y para vosotros y, por supuesto, GRACIAS  a vosotros, porque si no nada de esto tendría sentido!  Tenéis el acceso directo a mi participación en estos premios pinchando AQUÍ. Para votar, tenéis que registraros o, más fácil, con vuestra cuenta de Facebook pinchando donde dice “Conecta por Facebook”. Ojo! hay nada menos que 6.163 blogs inscritos en estos premios, dentro de las diferentes 20 categorías que participan. No sé si a todos, pero echad un vistazo a los que podáis y sed justos y objetivos, ¡votad al que más os guste y al que creáis que más se lo merece!

Porque una vez me dijo Jesús, mi profe de la autoescuela, una frase que nunca olvidaré y que me dijo mientras íbamos al examen práctico. Cuando yo le dije “deséame suerte” me contestó: “Suerte no, te deseo justicia, porque lo justo es que apruebes por cómo lo has preparado y por cómo lo sabes hacer, suerte sería cuando te toca un premio en un sorteo al que te has apuntado y ganas sin hacer nada, o cuando apruebas un examen del cual ni te has leido los apuntes, pero en casos así, te mereces justicia”. Desde entonces siempre recuerdo esta frase con cariño, y es lo que os deseo a todos los participantes en estos premios, que se haga justicia y gane el mejor.

¡¡Mucha suerte a todos!! Digoooooo… ¡Justicia! :)