AGUA BRAVA: EL AROMA DE MI PADRE DURANTE TODA SU VIDA

aguabrava¡¡Hoy es el cumple de mi papi!! Y si hace dos semanas era mi madre la que soplaba las velas y recibió aquí su homenaje, no podía dejar de tener el suyo mi padre, no se me vaya a poner celoso! ¡¡MUCHAS FELICIDADES!!

Y es que, así como os contaba que mi madre no se arregla nada y apenas utiliza cremas o maquillaje, mi padre es mucho más fan que ella de todo el mundo beauty! (de los maquillajes no, claro!! jaja) Pero él prueba cremas y cositas que le demos o que haya en casa, le encantó la crema de aceite de argán en la experiencia que os conté con él, y hace años fue quien me descubrió, por ejemplo, la coenzima Q10 o los beneficios del resveratrol, con una normalidad dentro de su erudición (porque, sí, es un erudito, sabe de todo todísimo hasta más no poder!!) que me dejó pasmada.

Y aunque el pobre es más bueno que el pan y nunca se queja de nada y todo le parece bien, si hay algún recuerdo que diría que tengo de mi padre en el mundo de la belleza, es el Agua Brava, que aún le seguimos regalando porque, en el fondo, y le compres lo que le compres, siempre esta fragancia le despierta la sonrisa y es el regalo que tiene más aceptación en él. Desde que tengo uso de razón le recuerdo utilizándola!! Y diciendo, todo orgulloso, “Yo llevo Agua Brava”, como si le diera más caché 🙂

Agua Brava es todo un clásico de la casa Puig, que nació en el año 1968, y desde entonces ha sido una referencia en el mundo masculino, con cambios muy ligeros en su imagen, manteniendo siempre su mítica forma de frasco en cristal verde y su tapón de madera cual tronco de árbol. Su esencia es amaderada y fina, posee una mezcla de hierbas, citrus y verdes. Es energética en el día y cálida por la noche.

La verdad que siempre he pensado que era un poco antiguo que utilizara esta colonia, pero cada Navidad se la sigo regalando, porque pese a que hemos hecho intentos de cambiarle por otra (más cara, más moderna, más diferente), él las ha aceptado con agrado, pero siempre diciendo “…pero a mí me gusta el Agua Brava…” así que el pasado Diciembre le volvió a tocar ésta, que encima está fenomenal de precio, creo que me costó 23 euritos con el after shave de regalo… así que fenomenal!

Es el regalo perfecto para un hombre cuando no tienes mucho presupuesto y quieres quedar genial, porque aparte de regalar historia de la casa Puig, esta colonia sigue siendo líder de ventas, y por eso no dejan de producirla, así que, como con mi padre… yo creo que en hombres de mediana edad es un acierto seguro!! 🙂