ORAL B BY BRAUN: EL SECRETO DE MI BOCA SANA

braun oralbHace tiempo que quería contaros mi última anécdota con el dentista, fue el pasado diciembre cuando fui a hacerme la limpieza dental anual, que llevaba 2 años sin hacerme porque Sanitas no tenía dentista en Lanzarote y lo dejé pasar y no me la hice el año anterior. Total, que yo estaba horrorizada por no haber ido el año anterior a hacerme la limpieza (sumado a todo 2012) y de repente, cuál fue mi sorpresa, me comentó el dentista que no hacía falta hacerme la limpieza porque tenía los dientes perfectos, superlimpios y que se notaba que estaban superbien cepillados. Me dijo que no sabía cómo me cepillaba, ni con qué, pero que lo estaba haciendo fenomenal porque no tenía nada de suciedad acumulada y no era necesario hacer una limpieza profesional (aunque al final, y ante mi insistencia, algo me hizo muy light, en plan brillo y poco más).

Pues mi secreto es que utilizo, desde hace muchísimos años, el cepillo básico eléctrico de Braun Oral B, y la verdad es que estoy encantada con él, ahora más aún que me lo ha confirmado el dentista y encima me ahorro el dinerito que cuesta la limpieza dental profesional! (que en Lanzarote el dentista es más caro que en muchos sitios). Me encanta este cepillo y lo mejor es que sólo cuesta 18-20 € y los recambios duran muchísimo, yo los cambio 4 veces al año, coincidiendo con el cambio de estación para no olvidarme, y compro los normales y unos que llevan más superficie de cerdas, y los voy alternando, utilizando cada temporada uno diferente. Lleva incorporado un temporizador de 2 minutos para marcar el tiempo óptimo de cepillado y no quedarte corto, ni pasarte con el cepillado.

Se nota muchísimo la diferencia al pasar la lengua por los dientes después de un cepillado normal y tras el cepillado con cepillo eléctrico, los dientes quedan muchísimo más suaves y la sensación de limpieza es mucho mayor. De hecho, cuando voy de vacaciones y no llevo el eléctrico, estoy deseandito volver para utilizar mi eléctrico porque noto que lo necesito.

Hay muchísimas versiones, modelos, precios y marcas de cepillos de dientes eléctricos, con esto sólo quiero comentaros que, para mí, es muchísimo mejor el cepillado eléctrico que el manual (sobre todo para llegar a la parte trasera de los últimos molares, que es casi imposible alcanzar bien esa zona) y os recomiendo que valoréis las distintas opciones y elijáis la que más os convenga. Mi hermano mayor tiene una gama superior y mucho más cara del Oral B de Braun, pero yo con este básico estoy más que feliz, y mi dentista corrobora los resultados!!

Ojo!! no hay que dejar de ir, al menos una vez al año, al dentista, y será él el que, como en mi caso, nos diga si necesitamos o no realizarnos la limpieza profesional, pero no dejéis de ir para revisión de la boca, empastes, caries y demás, que es imprescindible!!