CÓMO ACERTAR CON LOS POLVOS BRONCEADORES

¿No os ha pasado mil veces que os aplicáis los polvos de sol y os veis cara de conguito y cuello blanco como la nieve? A mí sí, por eso me ha encantado este vídeo que me mandan desde Esther Palma Comunicación para enseñarnos cómo hacerlo mejor.

Para ello, han recurrido a María Solans, directora de la escuela de maquillaje Mery Make Up, quien nos cuenta los que son, según ella, los mejores trucos para acertar con los polvos bronceadores:

– No es conveniente pasarse con el tono. La mejor opción escoger un tono marrón para que quede más natural en la piel. Huir siempre de los tonos naranjas.

– La mejor opción para acertar con el color, lo mejor es probarlos en el hueso de la mandíbula.

– No olvides broncearte el cuello y bajar hasta la clavícula e incluso llegar hasta los hombros.

– Acertar con los polvos bronceadores según cada tipo de piel:

Pieles claras: Tonos melocotón suaves: albaricoque y dorados claros

Pieles oscuras: Colores marrones o chocolate.

Pieles cetrinas: Marrones dorados.

Pieles amarillentas: Ocres y anaranjados.

Pieles rosadas: Marrones suaves.

Los dos errores más comunes en el momento de aplicar polvos bronceadores y la solución que aconseja María Solans, de Mery Make UP, son:

  1. No empolvar todo el rostro, el bronceador sirve para crear contrastes (Error que cometo yo casi siempre, que los aplico por todo el rostro).
  2. No hacer la técnica del 3 porque el rostro queda en forma de 8 y no favorece a todo el mundo, solo a los rostros alargados. Es una técnica que se usa mucho en pasarela pero no queda del todo natural.

SOLUCIÓN: En verano la piel tiene que ser más jugosa y por eso está permitido excederse un poco con el brillo. Usamos productos en crema para la cara y en aceite para el cuerpo, de esta manera potenciaremos el moreno.

Paso a paso: ¿Cómo aplicar polvos bronceadores de manera correcta?

  1. Marcar iluminaciones con el pincel.
  2. Aplicar base de maquillaje después del iluminador líquido. Se extiende la base para que quede lo más suave y jugosa posible.
  3. En verano no se suelen utilizar polvos matificantes, a no ser que se tenga la piel muy grasa.
  4. Contornear el rostro con un bronceador en crema. Jugamos con bronceadores en crema y en polvo para conseguir un acabado natural. Dependiendo de la forma del rostro, aplicaremos producto en el tabique de la nariz, pómulo alto y mandíbulas.
  5. ¡No olvidar el cuello! Broncearlo con polvos para que ensucie menos.
  6. Aplicar bronceadores iluminadores para dar un aspecto más perlado.
  7. Utilizar polvos irisados o pigmentos dorados para aportar luz a la clavícula y los hombros.
  8. Finalizar con un aceite iluminador irisado.

En el vídeo del comienzo podéis ver en el vídeo el paso a paso, es fantástico y seguro que nos ayuda a todas a lucir mejor que nunca nuestro bronceado facial durante todo el verano, y también a lo largo del invierno, pues yo utilizao estos polvos de sol durante todo el año. A mí me ha venido de perlas este tutorial, pues cometía varios de los errores que indica, ¡tomad nota y no os lo perdáis!