SQOOM: EL MILAGRO ANTIEDAD DE USO DOMÉSTICO

En ocasiones, hay caprichos que nos damos mientras pensamos que es una locura pero que, de repente, te das cuenta que se han convertido en la mejor inversión de tu vida. Hace poco más de un mes me gasté 1.210 € en la Thermomix mientras pensaba “menudo dineral, esto no lo voy a usar” y sí, se ha convertido en la mejor inversión que he hecho hasta el momento para casa, no puedo ser más feliz con ella, me ha arreglado la vida en el aspecto culinario (y papá está feliz desde que come mejor que nunca), hasta tomo fruta a decenas gracias a los fantásticos batidos que me preparo con ella.

Pues con SQOOM creo que me pasaría lo mismo (y cuesta menos de la mitad que la Thermomix!), se trata de uno de estos aparatos en los que cuesta decidirse a invertir pero que, una vez lo tienes, creo que te das cuenta de que has hecho una buena inversión, os cuento por qué.

SQOOM está revolucionando el mundo de los tratamientos faciales con su nueva tecnología de tratamiento antiedad para uso doméstico, capaz de introducir principios activos en las capas más profundas de la piel, allí donde las cremas no llegan por sí solas.

SQOOM es una metodología basada en la utilización de unos serums altamente cualificados y de un aparato que proporciona la emisión sincronizada de ultrasonidos y de iontoforesis, de tal manera que los serums depositados en el cabezal del instrumento, cuando estén en contacto con la piel, podrán acceder hasta las capas más profundas de la misma.

Se trata de una gran alternativa a las tradicionales inyecciones de ácido hialurónico ya que, al contrario de estas, SQOOM aporta de manera más sencilla y menos invasiva, los nutrientes y la hidratación necesaria para conservar una piel tersa y joven.

La patentada tecnología synchron permite que principios activos reconstituyentes cutáneos sean transportados en profundidad. De este modo, SQOOM ayuda a regenerar la piel, atenuando las arrugas y reafirmando la piel.

Después de solo 4 sesiones, sus creadores confirman que se puede observar como la piel adquiere un nuevo aspecto, más uniforme, más firme y, en definitiva, más joven.

SQOOM ofrece dos líneas diferentes de tratamiento:

  • Línea Antiedad, con programas de belleza de limpieza, masaje, lifting, antiarrugas, antimanchas, hidratación y contorno de ojos. Junto a los serum específicos de la marca, estos programas de tratamiento actúan en profundidad sobre el rostro y actúan de manera inmediata sobre las necesidades del mismo.
  • Línea Médica, con programas específicos para problemas médicos de la piel, como la rosácea, el acné, el tratamiento de cicatrices, la psoriasis, la neurodermatitis e, incluso, un programa específico para dolores musculares y reumáticos.

El uso de este aparato no está permitido en personas que están sometidas a tratamientos anticáncer, así como en aquellos portadores de marcapasos, personas con problemas de tiroides, durante el embarazo debe evitarse en las áreas del escote y abdomen o en personas portadoras de prótesis, se desaconseja su uso en zonas que rodean las mismas.

El precio de este producto de aparatología facial y corporal es de 525 € y se puede comprar en su tienda online o en Coco´s Corner en Madrid. Realmente, como os he comentado al principio, se trata de una buena inversión pero, vistas sus propiedades, hay que pensar si merece la pena hacer esta inversión y amortizarla a lo largo de los años. Yo, por ejemplo, cada tratamiento facial específico que me hago en el centro de belleza me cobran 60 € cada mes, + los masajes y tratamientos del fisio que me hago para los dolores musculares, que son mínimo 30 € y a veces tengo que ir cada semana… Si me pongo a sumar, en menos de medio año lo tengo amortizado… Muy a tenerlo en cuenta cuando te realizas este tipo de tratamientos con asiduidad.