OPERACIÓN BIKINI CON MARÍA D´UOL

Desde que escribí este post acerca de María D´uol, su historia y su alta cosmética de investigación, han pasado ya casi dos años y todavía no había probado ningún producto suyo, pues lo cierto es que se me acumulan los cosméticos en casa y no había tenido ocasión de comprar nada de esta marca. Pero nunca he dejado de seguirle la pista y estar al día de sus lanzamientos e innovación, como su línea de cosmética oncológica, que me parece de quitarse el sombrero, o su nuevo lanzamiento para el tratamiento de la silueta, un serum biológico antiglicación que se ha convertido en mi primera toma de contacto con esta marca.

Ya os he comentado en alguna ocasión que soy muy afortunada porque no tengo apenas celulitis, pero que la combato y prevengo cada día desde hace, por lo menos, 15 años (cómo pasa el tiempo!). Esta semana he incluido en mi rutina de cuidado del cuerpo este serum biológico antiglicación de María D´uol, un concentrado ideal para combatir la piel de naranja y mejorar la circulación de las piernas.

Su presentación no es la habitual de los tratamientos corporales, se trata de 5 viales de producto líquido, de muy fácil aplicación, incluso resulta más fácil y da menos pereza utilizarlo que otros productos y cremas para el cuerpo, pues se extiende rapidísimamente y se absorbe de inmediato, un diez.

Este producto remodela y reafirma el vientre, los muslos y la parte superior de los brazos, gracias a la acción de la carnitina que incluye en su formulación, que también destruye la grasa acumulada. También incorpora propiedades antioxidantes y circulatorias, gracias a los extractos de Ginkgo Biloba, Fucus Vesiculosus y la Hiedra. Sí, como habéis podido adivinar, no sólo lo utilizo en los muslos/trasero, como hacía habitualmente, sino que subo hasta el vientre y aprovecho para terminar en la parte superior de los brazos, para luchar contra el temido “efecto salero”, sí, ese que, cuando llega una edad, de repente un día no podemos echar la sal con el salero porque nos tiembla esa zona del brazo, sino que hay que echarla con las yemas de los dedos sobre el plato 😉

Llevo pocos días utilizándolo y lo cierto es que no puedo ser objetiva en el efecto reductor porque, honestamente, me faltan unos gramos más que sobrarme, pero sí que me noto la piel espectacularmente suave, tersa y firme. Y es que este tipo de productos no son sólo para las personas entradas en kilos, pues las necesidades de firmeza y prevención de la piel de naranja las tenemos todas, todos, nadie se libra y, como siempre os digo, más vale prevenir que curar.

El precio de los 5 viales de 20 ml (que, aunque pone que duran para 4 veces cada uno, yo utilizo muy poco y me da de sobra) es de 59 € y se pueden comprar en su tienda online.