AGUA DEL MAR CANTÁBRICO PARA HIDRATAR EL ROSTRO

Una de las tendencias que se está instaurando últimamente en el terreno beauty es la de utilizar agua del mar para el cuidado del rostro. Ya me lo decía mi padre, cuando vivía en Lanzarote, que el agua de mar es buenísima para la piel y el cuero cabelludo, mi padre siempre se llevaba agua de mar a Madrid después de visitarme en la isla para utilizarla en casa en la piel y el cuero cabelludo para dormir, pues todas las propiedades que tiene este agua son muy beneficiosas.

El agua de mar, como principio activo, supone mantener la piel correctamente hidratada, y mejora notablemente sus propiedades biomecánicas.

La piel es un órgano metabólicamente activo que, para mantener su elasticidad y conservar la integridad de su función de barrera, necesita el agua como componente esencial. La pérdida de agua en la piel le supone volverse más frágil, áspera, apagada y más expuesta a enfermedades cutáneas. Además, el déficit de agua también hace más visibles las arrugas del rostro.

Para evitar estos problemas, los Laboratorios farmacéuticos Quinton recomiendan utilizar una solución en spray de hidratación cutánea, especialmente en verano, y han lanzado su spray Quinton Dermo Acción. Este producto cosmético, apto para todo tipo de piel, está formulado a base de agua de mar microfiltrada en frío, y se trata de un potente acondicionador de la piel, que permite mantenerla en un estado óptimo.

Se recomienda especialmente para todos los estados de la piel que requieran un aporte hídrico cutáneo natural y equilibrado: después de un baño solar, como base de maquillaje, como tónico para después del desmaquillado, en la higiene diaria de la piel previa a la aplicación de otros tratamientos cosméticos y también como loción.

Los laboratorios Quinton recogen y microfiltran el agua del Mar Cantábrico para su consumo, con todas las garantías de máxima calidad.

Y es que si hasta ahora muchas de nosotras -yo incluida- utilizábamos los sprays de agua termal para el cuidado de nuestro rostro, ¿por qué no íbamos a hacerlo con agua de nuestro querido Mar Cantábrico? ¡Yo me apunto a probarlo! Se puede comprar en farmacias y parafarmacias :)