UN SUEÑO NATURAL Y SALUDABLE CON ZIZZZ

Lo que más me gusta de la llegada del otoño es la sensación de calorcito al meterme en la cama cuando hace frío, ¡ya ni te cuento en pleno invierno! Cuando conocí a uno de los socios de Zizzz y me contó su historia, pensé que tenía que contárosla (que conste que este post no está patrocinado ni he recibido nada por escribirlo!). Y es que descubrí que no sólo el estrés y las preocupaciones afectan al sueño (y, por ende, a nuestra salud y a la belleza y aspecto de nuestro rostro), sino también la manera en que nos abrigamos en la cama y los productos que utilizamos para ello.

Zizzz es una marca suiza -con raíces españolas- que nació cuando unos padres recibieron con el primer nacimiento de su hija un saco de dormir para el bebé confeccionado a base de poliéster, con el cual la bebé sudaba, estaba inquieta, no dormía bien y se despertaba llorando por la noche. Al descubrir que el poliéster era el culpable de este mal sueño, se decidieron a buscar la solución y, al no encontrarla, la crearon ellos, crearon Zizzz. Desde entonces, apuestan por un sueño ecológico, más sano y saludable, con el diseño y la producción de sacos de dormir para bebés, pijamas, mantas y cubrepies para carritos, además de edredones para niños y para adultos. Todos sus productos están confeccionados con lana Swisswool®, que está compuesta de un 88% de lana virgen de ovejas suizas y un 12% de fibras de maíz, que dotan al tejido de mayor resistencia y que son las que transforman la delicada lana en un tejido de fácil lavado. Los rellenos interiores están producidos a base de algodón BIO orgánico certificado GOTS (Global Organic Textil Standard), que además es muy suave al tacto. ¿No estáis soñando ya con ello? :)

zizzz_sleep_natural_logo_eng_rgb

Los sacos de bebé son una monería, y me parecen el regalo ideal para un recién nacido, especialmente cuando casi todo el mundo regala lo mismo, me parece una súper idea para regalar a los padres.

zizzz-saco

Por último, los edredones deben ser una maravilla, los precios me parecen muy buenos para lo que cuesta un edredón normalito en cualquier tienda de por aquí, pues oscilan entre los 129 y 269 €, y los envían directamente desde Suiza con un packaging monísimo y una imagen muy cuidada.

zizz-envio

Y es que, como os comentaba al principio del post, no hay nada más agradable y saludable que un sueño sano, saludable y reconfortante, y más ahora que llega el frío a nuestros hogares y que vamos a tener que empezar a abrigarnos. ¿Por qué no apostar por edredones a base de productos naturales? Yo nunca me había planteado este tema y ahora, sin duda, lo tendré en cuenta cuando tenga que cambiar el edredón de casa o hacer un regalo de Reyes (o de cumpleaños, o de boda) con el que sé que no voy a fallar.

Mi amigo Gabi, que fue quien me contó la historia de Zizzz, ha querido que uno de vosotros pueda conocer en primera persona su marca y producto, cediendo uno de sus edredones para sortear en el blog. ¡Estad atentos los próximos días a las redes sociales para poder haceros con este súper premio! :)