MI PRIMER DESCUBRIMIENTO DEL AÑO: LA MASCARILLA MASTIC MUST

Todavía no ha pasado ni un mes de este 2017 y ya tengo mi primer descubrimiento beauty del año: se trata de la mascarilla facial MASTIC MUST, aunque ya la tenía fichada desde el año pasado, que había leído muy buenas críticas sobre ella en internet.

Ya sabéis que no perdono un domingo sin mi mascarilla facial, por lo que he probado cientos de ellas a lo largo de mi vida. Y ésta ha sido, hasta ahora, la que más me ha impresionado y la que mejor resultado me ha ofrecido.

Se trata de una mascarilla un tanto extraña,  de textura y aroma poco habituales, pero que funciona a la perfección. Está diseñada para el tratamiento de los puntos negros y los poros dilatados en la piel, y mejora inmediatamente la apariencia de la piel, ¡prometido!

Está formulada a base de savia de lentisco griega, un poderoso antihongos y antibacterias que limpia y refina los poros al instante. En sus instrucciones pone que se trata de una mascarilla de uso diario y por la mañana, pero yo la utilizo por la noche, antes de ir a dormir, y el resultado es el mismo, aplico después mi serum y crema y fenomenal. Un truco que pone en la caja es que, después de aplicarla, se puede utilizar el aire de un secador templado sobre el rostro y los poros se cierran aún más, yo este paso sí que lo hago y ya os digo que el resultado es muy bueno.

Ha sido la primera mascarilla con la que me he notado la piel como “photoshopeada”, limpísima, perfecta, y de verdad que siempre me veo mucha grasa, puntos negros y poros muy marcados, así que estoy encantada con ella.

Cuesta 34 €, que no es de las súper caras, y dura mucho, pues hay que aplicar poca cantidad, especialmente si la aplicas sólo en las zonas críticas como la nariz, frente y barbilla, yo creo que dura al menos 20 veces.

En España no se encuentra esta marca tan fácilmente, ya sabéis que yo recurro siempre para estas marcas más especiales a Pasión por la Cosmética, ya me he hecho amiga de Elena, la responsable de la tienda, que es un encanto y siempre resuelve todas mis dudas, estará encantada de atenderos si necesitáis algo específico o tenéis alguna duda con algún producto o necesidad de vuestra piel, es una súper experta en cosmética! (y no me paga para que os lo diga, ehhh! ni me ha pedido que os hable de ella ni de su tienda, os lo digo de corazón!)

Pues éste ha sido mi primer descubrimiento del año, ¿qué os ha parecido? Yo estoy más que contenta con esta Mastic Must, seguro que la seguiré comprando por muchos años más :)