MI PASIÓN POR LOS JABONES NATURALES

Uno de los productos de cosmética de cuidado facial y corporal que utilizo desde que tengo conocimiento, y que seguiré utilizando toda la vida, son los jabones naturales. En primer lugar, porque los suelen producir y vender pequeñas empresas, emprendedores y artesanos, porque se trata de un producto natural que se percibe que está hecho con mucho mimo y, sobre todo, porque su calidad y efectividad sobre la piel es real y demostrable.

Los últimos que estoy utilizando son de La Malvaflor, una tienda de jabones y productos naturales que está en la sierra de Madrid y que también tiene tienda online para hacer envíos a cualquier punto nacional. Se trata de una jabonería artesana fruto del proyecto emprendedor de dos hermanos, uno de los cuales tuvo un grave problema en su piel y, tras varios tratamientos agresivos sin obtener resultados, encontró la solución a su problema en la sencillez de un jabón natural de laurel. A raíz de ahí comenzaron a cultivar sus propias planta y productos con los que producen sus jabones, en su propia huerta de la sierra, libres de pesticidas y químicos.

En la jabonería artesana La Malvaflor elaboran jabones y aceites naturales, utilizando los métodos artesanales “de toda la vida”, y desde la elaboración al cortado o etiquetado de sus productos, se realiza todo a mano.

Sus jabones están elaborados 100% con aceites vegetales de primera calidad, como aceite de oliva, coco, ricino, soja, girasol, manteca de cacao o karité, aceite de neem, argán, rosa mosqueta, arroz, de laurel,  etc… y maceran o infusionan los aceites con las plantas adecuadas, para hacer de sus jabones un producto terapéutico y de belleza, enriqueciéndolos con aloe vera, algas, levadura de cerveza, harina de avena, harina de quinoa, harina de soja…

También elaboran aceites corporales, elaborados a partir de oleatos de plantas o flores, que producen también ellos mismos, y que en función de las plantas utilizadas aportan elasticidad, nutrición, activación de la circulación o iluminan el bronceado.

También ofrecen cursos en los que enseñan a fabricar tu propio jabón, un plan muy chulo para pasar un fin de semana en la sierra de Madrid con amigas, por ejemplo.

¿No os parece fantástico? Es el tipo de producto y de proyecto que ya sabéis que me encanta siempre apoyar y dar visibilidad, y en esta ocasión no podía ser menos. He podido probar en los últimos días varios de sus jabones, el que utilizo a diario después de desmaquillarme es el de germen de trigo, antioxidante y antiarrugas que dejan la piel perfecta y aporta luminosidad y deja el rostro muy lustroso y limpio. También tengo 5 jabones más pequeñitos, ideales para viajes y vacaciones, de aguacate, aloe vera y pepino, leche de cabra y miel, centella asiática y malvaflor con seda natural, cada uno de ellos aporta una función diferente a la piel según sus necesidades, y tienen tantas opciones que seguro que podéis encontrar el jabón adecuado para la vuestra piel. Los precios están fenomenal, en torno a los 5 / 6 €, y también tienen champú sólido, aunque estos no los he probado, pero de las mismas características que los jabones, que son fantásticos.

Otro de sus productos que me ha encantado ha sido un exfoliante natural para cara y cuerpo a base de café y azúcar moreno (cuesta 8 €) que huele a natural que es impresionante y funciona fenomenal sobre la piel, súper recomendable. También su bálsamo labial natural me ha parecido fantástico (5 €) a base de manteca de cacao y karité, justo tenía uno de otra marca en la oficina que me sabía a petróleo que mataba, y ha sido probar éste y descubrir un mundo nuevo, me ha encantado.

Screenshot_2017-04-02-00-10-35-1

A todos los madrileños os aconsejo que, si pasáis por la sierra ahora que llega el buen tiempo, paséis por su tienda de Colmenarejo, y a los demás, que echéis un vistazo a su tienda online porque seguro que os encanta el resultado de sus productos, prometido! :)