CÓMO PREPARAR EN CASA UNA MASCARILLA EXFOLIANTE CON MANZANA

Mi padre dice que una de las claves de que esté tan bien de salud y físicamente casi a sus 80 años es que, desde hace más de 50, incluye cada día en su desayuno una manzana. Y lo cierto es que se pone muy pesadito recordándome cada día las bondades las manzanas e insistiendo en que una manzana en el desayuno es como la purga benito.

Además de ayudar a nuestro organismo de un sinfín de formas, especialmente a nivel digestivo, sus micronutrientes convierten a las manzanas en un concentrado potentísimo de sustancias desintoxicantes y antioxidantes, con beneficios tanto para la salud física interna como para el aspecto externo.

Desde Manzanas Marlene (marca líder en el cultivo de manzanas y con 5 variedades diferentes a la venta en España) me han hecho llegar una fórmula exfoliante para preparar en casa de manera artesanal y natural, y hoy quiero compartirla con todos vosotros para que la pongáis en práctica, seguro que no os defrauda!

Las manzanas son ricas en carotenos, antioxidantes naturales, vitamina A y sales minerales, que regeneran  la epidermis; y también en ácidos y pectina, que estimulan la renovación celular. Todas estas características, que se manifiestan paulatinamente gracias a la incorporación constante de la manzana en la dieta, también se revelan casi al momento cuando usamos esta fruta como el ingrediente natural de una crema exfoliante casera, como la que propone Marlene:

La elaboración es muy sencilla, sólo hay que preparar y triturar un par de cucharadas de pulpa de manzanas Marlene junto con sus semillas. Después, hay que combinarlo con dos cucharadas de harina de avena (que aporta una acción exfoliante suave), una cucharada de aceite de karité, almendras dulces o de argán, y unas gotas de zumo de limón fresco, con las que aumentaremos el efecto detox.

A continuación, se aplica esta mezcla sobre la piel, masajeando suavemente en círculos, y se deja actuar durante unos minutos, antes de retirarla con agua en la ducha.

El resultado final es una piel perfumada, suave, limpia de impurezas, bien oxigenada, descansada y rejuvenecida.

¿Qué os ha parecido? Sin duda, una gran opción para los amantes de la vida sana y la cosmética natural, pues pocas cosas hay más naturales que la manzana de toda la vida.