CREMA DE ORDEÑE PARA PIELES ATÓPICAS Y SENSIBLES

La historia de la crema de ordeñe nace en la Pampa Argentina, y le debe su nombre a que, en sus inicios, se formuló para curar las grietas que las inclemencias del tiempo provocaban en la delicada piel de las ubres de las vacas, comprobando cómo se hidrataba, nutría y reconstituía el tejido dañado. Las manos de quienes realizaban la tarea del ordeño también se vieron beneficiadas puesto que ellos eran quienes aplicaban la crema antes y después de cada jornada de trabajo.

A raíz de esta experiencia se comenzó a trabajar en el desarrollo de una crema para uso humano y que tuviera el mismo rendimiento, pero que permitiera que su aplicación fuera posible en todo el cuerpo. Así nació la Crema de Ordeñe, que ya ha cumplido décadas y sigue ayudando a las pieles más dañadas, sensibles, atópicas y necesitadas de todo el mundo, entre ellas, la mía.

Ya sabéis que, pese a que tengo la piel del rostro y el cuero cabelludo supergraso, la piel del cuerpo la tengo muy atópica, hiperseca, llena de escamas, picores constantes y hasta heridas de tanto rascarme. Por eso tengo que recomendaros esta crema, que se encuentra únicamente en herbolarios, tiendas de medicina natural, farmacias o parafarmacias.

La crema de ordeñe Crebell está formulada a base de propóleo y miel, y está diseñada para otorgar a la piel un alto poder nutritivo, suavizante, elastizante e hidratante. Se trata de una crema 100% natural, libre de parabenes e ingredientes raros nocivos para la piel.

Está indicada para humectar y nutrir el cuerpo y las manos, para prevenir heridas del pezón antes y después de la lactancia, como protector después de la exposición solar, para regenerar los tejidos dañados por el sol, para prevenir el agrietamiento de la piel en invierno, para disminuir y prevenir las estrías, gracias a su gran poder cicatrizante, como ayudante en la cicatrización de heridas, para proteger la piel después de la depilación y afeitado, para regenerar los labios secos y cortados, después de hacerte tatuajes e incluso en los casos de micosis y hongos en los pies, gracias a su poder antiséptico.

Como veis, un superproducto de los que siempre viene genial tener en casa para cualquier circunstancia, una crema todoterreno llena de beneficios que seguro que no os arrepentís de tener en vuestro botiquín o cuarto de baño.

En este link (click!) podéis comprobar los puntos de venta más cercanos a vuestro código postal, ya que no tienen tienda online, pero está presente en muchos establecimientos.