J.F. LAZARTIGUE: UN 10 A SU MASCARILLA CAPILAR ULTRA – REGENERATIVA

Fue uno de mis últimos descubrimientos del año pasado, pero aún no había podido contároslo, así he tenido más tiempo, además, de reconfirmar que esta mascarilla es una de las mejores que he probado jamás, ¡y mira que he probado cientos de ellas!

Siempre he pensado que las mascarillas capilares deberían aplicarse en seco, antes de lavar el cabello y de manera independiente, ya que, al menos en mi caso, tengo las puntas siempre muy secas y dañadas y el momento “2 minutos de mascarilla capilar en la ducha después de lavarme el pelo” nunca me ha convencido, siempre me ha parecido demasiado poco tiempo como para que el producto actúe, penetre en el cabello y realice sus funciones reparadoras a la perfección.

Por todo esto me encantó desde un primer momento la mascarilla capilar ultra-regenerativa de J.F.Lazartigue, una de las mejores y más prestigiosas marcas de alta cosmética capilar con una trayectoria de varias décadas. Se trata de una mascarilla que se aplica en seco, 30 minutos antes del lavado del cabello, tiempo durante el cual se deja reposar su fórmula en el cabello, permitiendo que actúe y haga su efecto.

Especialmente formulada para cabellos envejecidos, secos, ásperos y quebradizos, esta mascarilla anti edad ayuda a prevenir la oxidación natural del cabello, regenerándolo desde el interior. Está formulada a base de un potentísimo cóctel de activos antiedad, compuesto por ácido hialurónico, queratina y colágeno, que actúa contra los signos de envejecimiento capilar, restaurando la nutrición y vitalidad perdida con el paso del tiempo.

· El Ácido Hialurónico rejuvenece, rellena la fibra capilar, nutre y mejora la vida de los folículos pilosos. Además, fomenta el brillo del cabello de manera natural, hidrata y suaviza.
· La Queratina vegetal, compuesta por 18 ácidos biomiméticos de la estructura natural del cabello, se inyecta en el núcleo de la fibra capilar para reconstruir en profundidad su materia.
· El Colágeno rellena, aportando volumen, fuerza y brillo. Promueve la regeneración de las células fibrosas, además de nutrir, hidratar y proteger el cabello durante el secado.

También es importante destacar que no contiene en su formulación siliconas, sulfatos ni parabenos.

lazartigue

Como resultado tras su utilización, el cabello está más denso y nutrido, mientras la fibra capilar se reconstruye en profundidad. El aspecto es mucho más sano y brillante, y también lo noto mucho al tacto.

No es un producto económico, pero sí que merece la pena totalmente la inversión en el mismo. El envase (de 250 ml) cuesta 43,60 €, pero alguna vez que me he hecho en la peluquería un tratamiento recuperador del cabello ya me han cobrado 60 € por ello, y con esta mascarilla tienes para muchísimas veces. Yo la estoy utilizando una vez a la semana, los domingos, como tratamiento de choque mientras aplico una mascarilla facial, y como la textura es muy densa, con muy poco producto da perfectamente para el tratamiento reparador.

Como os comentaba al principio del post, ha sido todo un descubrimiento que seguiré utilizando a lo largo de los años, me encanta y me ahorra el tener que sanearme las puntas cada mes. Se puede comprar en peluquerías especializadas o en la tienda online de J.F. Lazartigue.