SIGNASOL: UNA NUEVA MANERA DE CUIDAR NUESTRA PIEL DESDE EL INTERIOR

Entre los buenos propósitos del año nuevo siempre está el de cuidarnos un poco más cada año, y yo este año he decidido que voy a apostar por los suplementos de nutricosmética para apostar por la belleza también desde el interior, ya que pasados los 35 me he dado cuenta de que darte una crema o una mascarilla no es suficiente y que el paso del tiempo no perdona a la piel, ni a la facial ni a la corporal.

Ya sabéis que en alguna ocasión ya he tomado suplementos en polvo o pastillas, pero lo cierto es que se hace un poco más rollo terminar con los tratamientos, acordarte cada día, prepararlo… y he descubierto estas ampollas bebibles, que vienen ya preparadas y están riquísimas, que me han parecido una maravilla, se llaman SIGNASOL y están diseñadas para la mejora de la piel facial y corporal, obteniendo una piel visiblemente más firme y bonita en todo el cuerpo.

Se trata de unas ampollas formuladas con el colágeno como base principal de su composición, el cual se reduce en nuestro organismo con el paso de los años, dando lugar a las arrugas, flacidez, pérdida de tersura y elasticidad y aparición de celulitis.

cof
cof

El secreto del éxito de Signasol son los péptidos de colágeno especiales que incluye en su composición. A diferencia del colágeno de las cremas de tratamiento facial, estos péptidos de colágeno se beben, los cuales, gracias a su bajo peso molecular, son más asimilables y más eficaces para reafirmar la piel de manera eficaz y focalizada en el rostro y todo el cuerpo.

La fórmula de Signasol no contiene lactosa, gluten, alcohol ni colorantes artificiales, e incorpora, también, vitaminas y minerales seleccionados para obtener una piel más radiante, los cuales, junto al biocatalizador BioPerine® que incluyen las ampollas, se pueden absorber de manera óptima y de la forma más rápida:

  • La vitamina C contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de la piel.
  • La vitamina E contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • Las vitaminas B2, B6 y B12 contribuyen al metabolismo energético normal.
  • El zinc y la biotina contribuyen al mantenimiento de la piel en condiciones normales.
  • El cobre contribuye al mantenimiento del tejido conectivo en condiciones normales.

Los resultados que ofrece Signasol son los siguientes:

  • Una piel más joven, firme y uniforme, con las arrugas y líneas de expresión suavizadas hasta en un 50%.
  • Reducción de la celulitis y una piel más firme en todo el cuerpo.
  • Aumento de la elasticidad de la piel.
  • Efecto persistente y continuado en el tiempo, demostrado mediante estudios científicos.

Yo llevo probándolas desde principios de mes y lo cierto es que noto mi piel más sana y luminosa, incluso más limpia, con menos imperfecciones y granitos que me suelen aparecer habitualmente.

Como veis, las ampollas son muy prácticas y fáciles de utilizar, incluso de llevar de viaje, saben como a zumo de frutos rojos, el sabor es muy agradable, y hay que tomar una ampolla diaria, preferiblemente con el desayuno, ya que por la mañana el cuerpo activa su metabolismo y el resultado puede ser más eficaz. La caja incluye 28 ampollas, aunque se recomienda seguir con el tratamiento al menos 8 semanas, y cuesta alrededor de 60 € en las farmacias.

A mí me han parecido fantásticas y voy a seguir utilizándolas a lo largo del año, siguiendo con mi propósito de este año de reforzar el cuidado de mi piel no solo desde fuera, sino también desde el interior.

cof
cof