5 COSAS BUENAS DEL QUESO PARA NUESTRO DÍA A DÍA QUE QUIZÁ NO CONOCÍAS

Si me pidieran que eligiera sólo un alimento para llevarme a una isla desierta, probablemente elegiría el queso. Y es que en casa somos muy queseros, desde bien pequeños el queso forma parte de nuestra vida. No hay queso que se me resista, hasta esos que huelen fortísimo o que tienen colores o aspectos más o menos singulares… ¡Cualquier queso me encanta! No sabría por cuál decidirme, desde los quesos de mi Navarra como el Idiazábal o el queso de Roncal, que son una maravilla, hasta el cabrales o Flor de Esgueva, que es de mis favoritísimos, sin poder olvidarme de los quesos de mi querida Finca de Uga de Lanzarote, que a lo largo del año disfrutamos en casa siempre que podemos, difícil olvidar su queso madurado Delicia Jersey…

La verdad que no se me ocurre nadie a quien no le guste el queso, por eso creo que todos estamos de enhorabuena con el nacimiento de Es Queso, una iniciativa de INLAC (Organización Interprofesional Láctea que engloba a todo el sector lácteo en España), que nace con el objetivo de dar a conocer la inmensa riqueza quesera que tenemos en nuestro país, defendiendo el queso español y, con él, todas sus variedades, su calidad y sus valores culturales. Y es que el queso español es bueno, es sano y, sobre todo, es nuestro, muy nuestro, y por ello debemos darle el valor que merece.

Además de alegrarnos el paladar, el queso tiene unas propiedades fantásticas para nuestra salud y es muy recomendable incorporarlo a nuestras rutinas diarias alimenticias. Tomad nota, porque quizá no sabíais alguna de ellas:

  • Es ideal para todas las dietas. Siempre hay un queso disponible para cada persona, gusto y necesidad. Y una variedad apta para cada dieta. No dejes de pedirle a tu médico o nutricionista que te recomiende el más adaptado a tu dieta diaria.
  • Constituye una de las principales fuentes de calcio para nuestro organismo. El calcio es esencial en nuestra vida, y tomando queso estamos reforzando su ingesta a la vez que disfrutamos, ¡así de sencillo!
  • Es un antidepresivo natural. El queso es rico en triptófano, un inductor de la serotonina, esencial para mantener un estado mental positivo, alegre, con ánimo y buen humor. ¡Quizá por eso yo estoy siempre tan feliz!
  • Es muy recomendable durante el embarazo, gracias a su contenido en ácido fólico, imprescindible para el corrector desarrollo del bebé. Casi todos los médicos recetan suplementos de ácido fólico durante el embarazo, y el queso es una buena opción -natural y deliciosa- para mantenerlo dentro de los niveles necesarios.
  • Fortalece el sistema inmunológico: El queso siempre aparece entre los 5 mejores alimentos para fortalecer el sistema inmunitario, ya que contiene probióticos, también llamados “bacterias buenas”, que ayudan a nuestro organismo a defenderse de infecciones, resfriados y otras enfermedades.

Estos son sólo cinco motivos por los cuales deberíamos incluir el queso en nuestra vida, a los que yo también añadiría lo fácil que es preparar una cena o aperitivo con ellos, tenerlos como comodín para cuando vienen invitados a casa, aderezar platos y hacer salsas con queso para que las comidas nos salgan de rechupete…

En definitiva, una maravilla a la que tenemos que hacer, sin duda, un sitio preferente en casa. ¿Cuáles son vuestros quesos preferidos? ¡Recomendadme alguno! 😉