CÓMO CUIDAR NUESTRA PIEL CON PRODUCTOS NATURALES

Con el paso de los años, muchas mujeres ven como su piel va sufriendo los estragos del tiempo. Lo que antes era terso y brillante ahora se convierte en decrépito y arrugado. Es por esto que el cuidado de la piel se ha convertido en poco más que una obsesión para todas aquellas mujeres que quieren seguir viéndose radiantes aún a una avanzada edad.
Para garantizarnos esto, tenemos varios recursos. Uno de ellos, como es evidente, es el de la cirugía estética. Si bien se pueden conseguir buenos resultados, a la larga vamos a precisar de un remedio mucho más duradero.

Los cosméticos naturales de máxima calidad son un gran aliado para nosotras, puesto que nos permiten mantener nuestra piel cuidada sin necesidad de exponernos a productos químicos, que a la larga pueden ser nocivos y pueden dañar nuestra salud. Es por eso que, a continuación, vamos a hacer un repaso de algunos productos completamente naturales que nos ayudarán a mejorar el estado de nuestra piel.

Aceites vegetales y aceites esenciales
Los aceites vegetales son sustancias extraídas directamente de plantas y semillas. A pesar de que algunos se usan en la industria alimentaria, lo cierto es que su mayor utilidad radica en nuestra piel. Con los aceites vegetales podemos hidratar nuestra piel, sustituyendo completamente a las cremas cosméticas habituales. Con aceite vegetal tenemos la hidratación y el cuidado que necesita nuestra piel y nos ahorramos los efectos secundarios de los molestos productos químicos que llevan las cremas industriales.
Los aceites esenciales son sustancias de una mayor complejidad, que tienen todo tipo de aplicaciones terapéuticas. Ambas sustancias se pueden combinar fácilmente y podemos crear nuestras propias cremas.

Sal rosa del Himalaya
La sal rosa del Himalaya contiene una gran cantidad de propiedades minerales de las que otras sales más habituales carecen completamente. Los oligoelementos de esta sal pueden ayudarnos a que nuestra piel este nutrida y se regenere con el paso del tiempo. Con la sal rosa del Himalaya, podemos exfoliar nuestra piel de forma práctica y útil. Esta es una de las prácticas que más beneficios nos va a traer a la larga para nuestra piel. Otro producto adecuado para exfoliar nuestra piel es el aceite de rosa mosqueta.

Arcilla verde, blanca y roja
La arcilla tiene una gran cantidad de aplicaciones en la cosmética. Con la arcilla podemos absorber una gran cantidad de sustancias tóxicas de nuestra piel, así como realizar un proceso de desinfección y nutrido de la piel. Como ya sabemos, hay varios colores y tipos de arcilla, según sus propiedades. Si buscamos limpiar nuestra piel, la más útil es la arcilla verde. Si queremos paliar
nuestros dolores, de cualquier parte del cuerpo, un buen antiinflamatorio natural es la arcilla roja. Por último, para nutrir nuestra piel y rejuvenecerla podemos usar arcilla blanca.

Con estas tres ideas de cosméticos naturales, nuestra piel va a estar mucho mejor, más nutrida y joven. Lograremos ese aspecto lozano y brillante que tanto deseamos y, lo más importante, sin recurrir a molestas cremas industriales y a sus nocivos productos químicos.

Y tú, ¿ya utilizas estos ingredientes naturales en tu rutina diaria de cuidado de la piel?