¿PUEDES CONFIAR EN LOS PERFUMES DE EQUIVALENCIA?

Ya sabéis que soy súper amante de los perfumes, y que me encantan desde los de bebé para el día a día a los más caros para ocasiones especiales. Y en el camino, voy probando todos los que puedo, muchos los aparco o regalo porque no me encajan, y con muchos otros hago auténticos descubrimientos. En este camino también he podido probar los perfumes de equivalencia, y he de confirmar que en algunos casos me han parecido muy buena opción.

Antes, de nada, me gustaría diferenciar entre los perfumes “de imitación” que se ven en algunos mercadillos o puntos de venta, esos en cuya caja pone el nombre del original con faltas de ortografía o mal escrito y que ya se ve a la legua que va a ser un fracaso… y los perfumes de equivalencia, que son aquellos en los que puedes encontrar los acordes olfativos de tu perfume favorito… o incluso cambiarlos, haciéndote tu propio perfume a medida!

Lo más importante es buscarlos de una marca o empresa de confianza, en ellas puedes buscar en su catálogo de perfumes de imitación y ver qué notas o acordes olfativos tiene tu perfume preferido, para encontrar uno similar a tu perfume favorito que cumpla con tus expectativas. A mí me hacían muy feliz estos perfumes hace años, cuando todavía no trabajaba y no podía tener acceso a esos perfumes de grandes firmas que económicamente estaban a años luz de mis posibilidades. Por un precio muy ajustado, tenía un perfume con acordes similares y podía tener la oportunidad de probarlos.

¿Son de fiar estos perfumes de equivalencia? Por supuesto, son perfumes igualmente, siempre que se compren en empresas oficiales, registradas, legales y aprobadas por Consumo. Al igual que en en un centro comercial puedes tener diferentes perfumes de firmas reconocidas con múltiples acordes olfativos, los perfumes de equivalencia también ofrecen una amplia variedad, con sus acordes para que elijas los que más te gusten a un precio muy ajustado. Para gustos los colores, y al igual que yo también tengo decenas de colonias de bebé en casa, pruebo, elijo y me quedo con las que más me gustan, más duran y mejor precio tienen, ésta es una opción más dentro del mercado que os animo a que conozcáis y valoréis, ¡una de mis primas utiliza uno de equivalencia que dice que le gusta incluso más que el original, ya se ha acostumbrado a ese y no lo cambia por nada! 🙂