Archivo del sitio

COLORETE: ¡UN BÁSICO QUE DA VIDA A TU ROSTRO!

El otro día, antes de ir a trabajar, y después de mi sesión diaria de vestuario, peinado, perfume y maquillaje para llegar en condiciones al trabajo, me miré al espejo y de repente me vi rara, fea, triste… cuando me di cuenta de que tenía esa cara porque ¡se me había olvidado echarme colorete! Y en ese momento caí en la importancia de utilizarlo, ¡te cambia la cara, el aspecto, el rictus, el gesto… todo! 2 brochazos después, la cosa había cambiado y ya estaba como siempre, lista para empezar un nuevo día :)

El colorete es un básico que ilumina y aporta una sonrisa a la cara desde que lo aplicas.

He probado de todos los colores y me quedo, sin duda, con los tonos rosados para tener un aspecto sano, joven y radiante.

Mi colorete preferido me lo descubrió la super-reportera de Callejeros Viajeros Esther Vicente en un reportaje que nos hizo en el hotel para el programa “Hotel Dulce Hotel” (y que aquellos curiosos podéis ver aquí). Esther es impresionante y no puede ser más guapa, pero, aunque no lo necesite, cada día llevaba un tono rosadito en las mejillas que le quedaba impresionantemente bonito y natural, así que, obviamente, le pregunté, y su respuesta fue “El tono “Pink Kiss”, de la gama Pure color blush de Estee Lauder”, y acto seguido fuimos las dos corriendo a la perfumería a por él (y varias cosas más, todo sea dicho…)

Y es que es cierto, este colorete es como un “beso rosa” (traducción de pink kiss) que acaricia las mejillas y da un aspecto increible al cutis. Obviamente, como todo producto de Estee Lauder, tiene una calidad 10, además este producto incluye en su fórmula piel de arándano y bayas de goji,  el color no se cuartea y permanece supernatural durante todo el día.

Su precio? alrededor de los 40 €, pero dura como un año! (a mí me costó menos de 30 € porque en Lanzarote ya sabéis que todo es más barato, no me cansaré de decirlo para que vengáis a nuestra isla y hagáis aquí compritas)

Otros coloretes del estilo en versión “low cost” que he probado y también me han encantado han sido el “Soft touch” de Kiko, en su tono 103 (6 € en tiendas Kiko), y el “Defining duo blush” de Catrice en su tono 010 (raspberry ice cream), 3 € en tiendas Beautik.

Para aplicarlo, hay que sonreir, y dar un brochazo desde el punto más saliente del pómulo cuando sonríes en dirección ascendente hacia la parte alta de la oreja.

Aquellas que no os maquilléis, probad a incluir el colorete en vuestra rutina diaria, en color rosita claro, y veréis cómo os cambia la cara! No hace falta mucho más para dar un cambio y lucir un aspecto más sano!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.130 seguidores