NUEVO ORAL B PRO-600 BY BRAUN

braun oral b pro 600

Si ya os conté hace varios meses AQUÍ cómo mi dentista había notado que cuidaba mi higiene dental con un cepillo de dientes eléctrico por lo bien cuidada que tenía la boca (en mi caso, el más básico de Oral-B), Oral-B da un paso más allá con el lanzamiento de su nuevo cepillo de dientes eléctrico PRO 600.

Dotado del nuevo cabezal CrossAction, el cepillo dental recargable Oral-B pro 600 elimina hasta un 100% más de placa que un cepillo manual. Un cepillado eficaz, suave y minucioso que convierte el momento del cuidado bucodental en un proceso de lo más sencillo para conseguir, en sólo 2 minutos, una limpieza a fondo de nuestra boca, el principal marco de nuestra sonrisa.

Las principales razones por las que todos deberíamos pasarnos de un cepillado manual al eléctrico son las siguientes:

– Es eficaz: El uso de un cepillo eléctrico recargable elimina hasta el doble de placa dental que un cepillo manual. Además, facilita el acceso a zonas difíciles gracias a su tecnología 3D y sus 8.800 oscilaciones por minuto. Esta tecnología oscilante rotacional pulsátil (presente en el cabezal CrossAction de Oral-B) es la más eficiente para eliminar la placa.

– Es práctico: Dos minutos de cepillado eléctrico son suficientes, mientras que los dentistas aconsejan tres minutos con el cepillo de dientes manual.

– Es suave: El cepillado eléctrico es respetuoso con los dientes y las encías, ejerciendo una presión tres veces menor con un cepillo recargable que con uno manual.

– Es apto para todos: El cepillo recargable es apto para cualquier persona mayor de tres años que desee cuidar su higiene bucodental.

El nuevo cepillo recargable Oral-B PRO 600 destaca por las siguientes características:

– Su cabezal CrossAction, que incluye filamentos con un ángulo perfecto para alcanzar las zonas interdentales. Además, rodea cada diente para una limpieza precisa y está dotado de un 29% más de filamentos de diferentes longitudes, que permiten recubrir la superficie dental a la perfección. Además, los filamentos azules funcionan, como en todos los cabezales de Oral-B, como indicador para avisarnos de cuándo hay que cambiar el cabezal.

– Dispone de una pantalla de nivel de carga, que indica el estado de la batería, la cual dura hasta 7 días (2 minutos al día, 2 veces al día).

– Para facilitarnos el cepillado, el cual se recomienda que tenga una duración de 2 minutos, este cepillo dispone de un sistema de vibración automática cada 30 segundos, que nos sirve de guía para cambiar de cuadrante de la boca, llegando así a una limpieza precisa de 30 segundos en cada cuadrante (superior derecho, superior izquierdo, inferior derecho e inferior izquierdo), alcanzando así los 2 minutos recomendados. Algo que, sin duda, se agradece. Yo en el modelo que tengo anterior a este te avisa al llegar a los dos minutos, pero muchas veces sigo un poco más porque me he dejado algún cuadrante sin repasar. Con este modelo, ya no hay dudas de llegar a todo en el tiempo oportuno.

Un producto de cuidado personal que, sin duda, os recomiendo que tengáis en cuenta aquellos que todavía recurrís al cepillado manual tradicional. Yo, cuando voy de vacaciones y utilizo uno manual por exigencias del viaje, una de las cosas que más echo en falta es mi cepillo eléctrico, pues la diferencia de sensación de limpieza de la boca ente uno y otro es, simplemente, abismal. ¡Haced la prueba y ya me contaréis!